Usted está aquí

El poliuretano convive contigo sin que tú te percates de su presencia.  Cada vez son más abundantes los elementos cotidianos que utilizan poliuretano, gracias a sus magníficas propiedades.  Las camas, los coches, los productos de limpieza, la ropa deportiva, los sofás, las neveras, las paredes y techos de tu casa, o los zapatos con los que sales a la calle llevan poliuretano, Y como cualquier sustancia química que se aplica con frecuencia en el día a día es fuente de muchos bulos y mitos. 

Llevar a cabo una actividad orientada a la sostenibilidad global del planeta, incluyendo a la sociedad, las personas y el medio ambiente, es uno de los valores que perseguimos en Grup Barcelonesa. Entre los años 2016 y 2018, este compromiso se ha traducido en “una reducción de las emisiones de CO2 asociadas al consumo eléctrico y de hidrocarburos del 32% y en una disminución directa del consumo eléctrico del 9%”, explica Jordi Prats, nuestro responsable de QSHE (Calidad, Seguridad, Salud y Medioambiente) de la empresa.

Colchones, cojines, asientos de coche, salvauñas, protección de embalajes delicados, aislantes térmicos y acústicos, revestimientos para suelo… aunque la mayor parte de las veces no los veamos, los poliuretanos son posiblemente los polímeros más presentes en nuestra vida diaria.