Usted está aquí

En la industria es habitual aplicar pigmentos a las resinas por una cuestión muchas veces meramente estética. Sin embargo, los pigmentos son mucho más que un simple toque de color. La manipulación, compatibilidad, resistencia al sol, toxicidad y, cómo no, los precios son algunas de las principales inquietudes de las empresas que usan pigmentos para sus resinas. Acertar o errar en la compra puede suponer una gran diferencia.