Usted está aquí

La mayor parte de los productos cosméticos conocidos como anti-edad cuentan en su composición con un ingrediente que procede de los caparazones de algunos crustáceos. Se trata de la glucosamina, un aminosacárido que el Grupo Barcelonesa comercializa bajo el nombre de N- Acetyl- D- Glucosamine.

La cosmética formulada a base de sustancias sintéticas ha adquirido cierta mala fama coincidiendo con el auge de la cosmética natural, cada vez más presente en los tocadores. Se trata de una fama injustificada, según Juan Carlos Montoro, Responsable del sector de actividad de cosmética del Grupo Barcelonesa, quien explica que “tanto los productos naturales como los sintéticos son totalmente seguros ya que ambos deben cumplir con las mismas condiciones de seguridad”. A continuación vamos a desmontar –o desmaquillar, mejor dicho­– algunos falsos mitos sobre la química en la cosmética:

El valor añadido de un buen proveedor de materias primas está en su capacidad de adelantarse a las tendencias del mercado y poder ofrecer productos personalizados para cada marca. Hasta hace bien poco las marcas creaban tendencia en función de modas y colores, marcando el ritmo del mercado, pero, debido a las crecientes exigencias del consumidor, esto ya no es suficiente.