Usted está aquí

Es indudable que la agricultura ecológica está de moda. La gente demanda productos cada vez más naturales y orgánicos. Incluso muchos consumidores están dispuestos a pagar más dinero por un producto si este se ha cultivado de un modo más ecológico.  Pero siempre ha existido algo de confusión a la hora de saber cuáles eran los criterios por los que un determinado producto podía considerarse como ecológico.