Usted está aquí

El poliuretano convive contigo sin que tú te percates de su presencia.  Cada vez son más abundantes los elementos cotidianos que utilizan poliuretano, gracias a sus magníficas propiedades.  Las camas, los coches, los productos de limpieza, la ropa deportiva, los sofás, las neveras, las paredes y techos de tu casa, o los zapatos con los que sales a la calle llevan poliuretano, Y como cualquier sustancia química que se aplica con frecuencia en el día a día es fuente de muchos bulos y mitos.