Usted está aquí

La agricultura es uno de los sectores productivos más antiguos del mundo. Durante siglos, los seres humanos han cultivado la tierra usando poco menos que sus manos. Pero poco a poco se ha ido modernizando. Hoy en día el trabajo en el campo poco tiene que ver con el que experimentaron nuestros abuelos, por fortuna para todo el sector. Y es que, aunque algunas personas todavía tienen prejuicios sobre el uso de la tecnología en la agricultura, lo cierto es que gracias a su implantación la eficiencia de las tareas agrícolas ha aumentado enormemente.

Entre los elementos que más han impulsado el desarrollo de la agricultura moderna no cabe duda de que los bioestimulantes ocupan un lugar de honor. Sin ellos, los productos agrícolas crecerían con menos vigor, las cosechas serían más escasas, la rentabilidad para el agricultor disminuiría y los vegetales llegarían a las mesas de los consumidores en peores condiciones de lo que hacen hoy en día. En Barcelonesa desarrollamos una amplia gama de productos bioestimulantes imprescindibles para empresas de insumos agrícolas.