Cómo formular un gel de manos hidroalcohólico

Usted está aquí

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha hecho que muchas empresas ajenas al sector sanitario se hayan unido en la lucha contra el virus. 

Unas de las primeras en reaccionar a la gran demanda de productos higienizantes, han sido las empresas de cosmética que ya habían presenciado una epidemia de gripe A y muchas de ellas ya estaban preparadas.

Pero la cosa no queda ahí. Incluso empresas de otros sectores —como el de las bebidas alcohólicas—, también han decidido empezar a fabricar estos productos. Algunas han reconvertido parte de sus fábricas para producir soluciones higienizantes, especialmente geles de mano hidroalcohólicos.

El objetivo es doble: por un lado, dar respuesta a la falta de disponibilidad de estos productos, tras su gran aumento de la demanda. Y por otro, buscar una vía de ingresos alternativa en un momento en el que sus principales actividades de negocio han quedado gravemente afectadas.

Si tu compañía también ha decidido dar este paso, en este artículo te contamos cómo puedes formular este elemento que ya es imprescindible en nuestras vidas.

El incierto origen del gel hidroalcohólico

El origen del gel desinfectante de manos está envuelto en un halo de misterio que aún hoy no se ha podido disipar.

Aunque no se ha popularizado hasta la pandemia del coronavirus, lo cierto es que ya existía desde mediados del siglo XX.

En esta época se patentaron varios dispositivos en forma de caja con aberturas para introducir las manos, que eran rociadas con un spray desinfectante.

Dichos inventos eran efectivos, pero estaban dirigidos a los trabajadores de la industria, por lo que no eran útiles para la población corriente.

Algo que cambiaría en 1966, según algunas fuentes.

Ese año Lupe Hernández, una estudiante de Enfermería de Bakersfield (California), ideó un producto desinfectante a base de alcohol que las personas podían llevar siempre consigo.

Algo más similar a lo que conocemos hoy.

El problema es que no existen evidencias fiables que respalden esta versión. Ni patentes, ni noticias de la época, ni siquiera documentos que prueben la existencia de Hernández.

Pero la rumorología se ha encargado de rellenar estos huecos históricos.

Algunas publicaciones online incluso añaden que la enfermera desapareció sin conocer el éxito de su invento ni recibir ninguna ganancia por sus ventas.

Aunque posiblemente nunca conozcamos la verdad, parece que el nombre de Lupe Hernández quedará siempre ligado a la invención del gel hidroalcohólico.

Formulación de un gel de manos hidroalcohólico

Tras este breve repaso a la historia, vamos a ver qué se necesita para formular un gel desinfectante.

Qué dice la normativa

Antes de lanzarse a producir un gel de manos, es importante tener clara la legislación al respecto.

Sin embargo, existe un problema: este producto puede estar sujeto a dos normativas distintas, según su composición y finalidad:

  • Geles cosméticos: su objetivo es la limpieza general de la piel, sin un fin sanitario concreto. Se rigen por el Reglamento (CE) 1223/2009.
  • Geles biocidas: sirven para desinfectar la piel sana de organismos nocivos como bacterias y virus. Toda empresa que quiera comercializarlos deberá cumplir el Reglamento (UE) 528/2012 (BPR).

Pensarás que solo los productos biocidas son eficaces contra el coronavirus. Pero no es así. La eficacia depende más de la concentración de alcohol que posea, que del tipo de gel. Y para que un gel sea efectivo, debe tener una concentración de alcohol o etanol de al menos un 70%, según la Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Por lo tanto, un gel cosmético que cumpla este requisito podrá considerarse seguro para evitar el contagio del COVID-19.

Ingredientes para su formulación

No existe una única formulación para elaborar los geles higienizantes.

Cada fabricante es libre de usar los ingredientes que considere oportunos, siempre que se ajusten a la legislación correspondiente y a la concentración de alcohol superior al 70% que mencionamos arriba.

Para orientar a las empresas que decidan comenzar a fabricar gel de manos, el Portal Europeo de Notificación de Productos Cosméticos (CPNP) ha publicado esta lista de ingredientes y sus cantidades máximas:

  • Etanol o isopropanol: 70%.
  • Emolientes, humectantes: 20%.
  • Otros ingredientes (vitaminas, extractos de plantas): 10%.
  • Emulsificantes y surfactantes aniónicos, anfotéricos y no iónicos: 6%.
  • Espesantes: 5%.
  • Conservantes y antimicrobianos: 3,5%.
  • Colorantes: 1%.
  • Perfumes: 1%.
  • Agua: csp (la cantidad que sea necesaria).

Si prefieres una formulación más sencilla, puedes optar por esta alternativa ofrecida por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos:

  • Etanol 96º/absoluto: 70-80%.
  • Glicerina: 2-10%
  • Gelificante: hasta un 3%, dependiendo del componente elegido. 
  • Agua: csp (la cantidad que sea necesaria).

En Grup Barcelonesa podemos ayudarte a fabricar tu gel hidroalcohólico

¿Quieres añadir la fabricación de gel hidroalcohólico a la actividad de negocio de tu empresa? En Barcelonesa podemos ayudarte a hacerlo con éxito.

Para ello, ponemos a tu disposición una amplia gama de ingredientes, de diversos orígenes y calidades, necesarios para la fabricación de gel hidroalcohólico.  

De igual forma, te asesoramos para cumplir con todos los requisitos legales. Así, tu compañía solo tendrá que preocuparse por fabricar y comercializar su propio gel de manos.

Si quieres recibir más información al respecto, ponte en contacto con nosotros haciendo click en el botón inferior de ‘más información’ y te responderemos lo antes posible.

 

Bienvenidos al Blog de Barcelonesa

Te invitamos a conocer y estar al día de todos los proyectos en los que trabajamos dentro de los diferentes mercados en los que tenemos presencia. Nuestro objetivo es ofrecerte un contenido de calidad y transparente sobre nuestra actividad, además de mantenerte informado de todas las novedades relacionadas con el sector de la industria química.

¿Buscas algún producto?
¡Nosotros podemos encontrarlo!

Solicita cotización