Barcelonesa presenta el nuevo formato de saco de 20Kg de Sal Vacuum para la industria alimentaria.

Usted está aquí

En ocasiones, pequeños cambios —casi imperceptibles— en el día a día de las personas provocan unas repercusiones inimaginables.

Por eso, creemos que la leve reducción del tamaño de los sacos de sal vacuum para la industria alimentaria que hemos implementado en Grup Barcelonesa va a ser muy importante para mejorar la calidad de vida de muchos trabajadores.

En este artículo te vamos a contar el motivo de esta nueva estrategia y cómo va a repercutir en el bienestar de los trabajadores de la industria alimentaria.

La prevención de riesgos laborales es responsabilidad de todos

Las cifras son demoledoras: según datos de la OIT, cerca de 230.000 accidentes de trabajo se producen por sobreesfuerzos.

Si a esto le añadimos que más o menos el 33% de los trabajadores tienen que transportar o desplazar cargas pesadas en su jornada laboral, es habitual que muchos de ellos sufran dolores de espalda (el 30% de los trabajadores), fatiga generalizada (el 20%) o dolores musculares en brazos y piernas (el 17%).

Este tema resulta muy preocupante, ya que la OIT estima que entre el 20% y el 25% de los accidentes laborales se originan durante la manipulación manual de una carga.

Este tipo de trasiegos con cargas pesadas tiene consecuencias muy variadas en la salud de los trabajadores:

  • Fatiga muscular: que se manifiesta en forma de calambres, roturas de fibras, contracturas…
  • Fatiga fisiológica: que produce grandes malestares.
  • Problemas en las articulaciones: males como la artrosis, la artritis, las hernias discales, etc. son causadas en muchas ocasiones por la manipulación manual de cargas.
  • Patologías óseas: fracturas, fisuras…
  • Afecciones en los tendones y ligamentos: los casos más habituales son los esguinces, pero se dan otras lesiones muy dolorosas como sinovitis, bursitis, roturas de ligamentos…

Además, el manejo manual de cargas también genera problemas como las lumbalgias o las hernias de disco, ya que causa degeneraciones progresivas de determinados tejidos vertebrales a causa de la actividad laboral.

La ley establece que el peso máximo permitido que un trabajador puede cargar manualmente es de 25 kilogramos en general, aunque se recomienda que trabajadores jóvenes o mayores que se aproximan a la edad de jubilación no deberían mover cargas de más de 15 o 20 kilogramos.

Sacos de 20 kilogramos de sal vacuum

Los proveedores industriales también podemos contribuir a minimizar este tipo de lesiones reduciendo o rediseñando las cargas que tienen que mover los trabajadores.

En Barcelonesa analizamos la situación y vimos que era posible disminuir el peso de los sacos de sal vacuum alimentaria. Entonces optamos por reducir el tamaño habitual de los sacos de 25 kilogramos por unos nuevos de 20 kilogramos, más fáciles de manejar.

Esta rebaja del peso de un 20% —respecto al tamaño típico de los sacos— nos posiciona en el mercado como la única empresa proveedora de sal vacuum que se preocupa activamente por la salud de los trabajadores que prestan sus servicios en las empresas de nuestros clientes.

Una ventaja que va a tener importantes beneficios a nivel de prevención de riesgos y salud laboral en la industria alimentaria. Y que se une a la otra gran aportación de nuestra sal vacuum, que es la máxima pureza de NaCl (del 99,9%).

Bienvenidos al Blog de Barcelonesa

Te invitamos a conocer y estar al día de todos los proyectos en los que trabajamos dentro de los diferentes mercados en los que tenemos presencia. Nuestro objetivo es ofrecerte un contenido de calidad y transparente sobre nuestra actividad, además de mantenerte informado de todas las novedades relacionadas con el sector de la industria química.

¿Buscas algún producto?
¡Nosotros podemos encontrarlo!

Solicita cotización