Usted está aquí

Cuenta la historia que, en 1618, un granjero de Epsom (Inglaterra) quería dar a sus vacas agua de un pozo cercano, pero que estas la rehusaban porque tenía un sabor amargo. Sin embargo, el agua parecía curar los rasguños y erupciones cutáneas de los animales. El granjero de Epsom acababa de descubrir el sulfato de magnesio. Pero no fue hasta 1775 que el magnesio (MG) fue reconocido como elemento químico y hasta 1808 cuando fue convertido en metal por primera vez.

Lo encontramos en el esqueleto de los animales, los dientes, la cáscara de los huevos, los arrecifes de coral, las conchas de los moluscos, en muchos suelos o en el agua. El calcio es esencial para la vida de los animales y las plantas, pero también para la industria. Por todo ello, el tercero de los artículos en motivo del Año Internacional de la Tabla Periódica está protagonizado por este elemento de símbolo ‘Ca’.

Por su destacado papel en la industria, el aluminio es el segundo elemento protagonista de esta serie de artículos mensuales en conmemoración del Año Internacional de la Tabla Periódica. Representado con el símbolo ‘Al’, el aluminio es utilizado desde la antigüedad clásica. Se usaba, sin embargo, en forma de una sal doble, conocida como alumbre, y en muy pequeñas cantidades.

El 2019 ha sido escogido por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Tabla Periódica. Se celebra el 150º aniversario de la creación de esta famosa tabla por parte del químico ruso Dmitri Mendeléyev, quien en 1869 ordenó los elementos conocidos en base a su masa atómica de forma creciente. Con este post sobre el silicio, Barcelonesa empieza una serie publicaciones mensuales dedicadas a elementos químicos imprescindibles para la industria. 

A mediados de este año 2018, Barcelonesa lanzó una encuesta de satisfacción a todos sus clientes con un doble objetivo: poder medir el índice de satisfacción general y la percepción de calidad de los servicios ofrecidos. Los resultados globales obtenidos, tal y como puede observarse en la tabla superior, fueron los siguientes: Nivel global de satisfacción: 4/5 estrellas y Nivel global de fidelización: 4,5/5 estrellas.

El pasado 31 de mayo de 2018 finalizó la última fase transitoria de registro de sustancias químicas por encima de 100 tn/año según establece el reglamento REACH (CE) nº 1907/2006. Este reglamento tiene como objetivo mejorar la protección para la salud humana y el medio ambiente frente al riesgo que puede conllevar la fabricación, comercialización y uso de las sustancias y mezclas químicas.

El sector químico es uno de los más importantes a nivel mundial dentro del mercado industrial. Más de 3000 empresas en España y más de 63.000 millones de euros reafirman la Industria Química como uno de los sectores clave de la economía española, generando un 12,8% del PIB Industrial. Una cifra que supone un crecimiento del 27% desde el año 2007, a pesar de la crisis económica que atravesaba España durante dicho periodo.