Usted está aquí

Además de ser imprescindible para la vida, el oxígeno es un elemento químico ampliamente utilizado en la industria, así que no podía faltar en la serie de artículos que estamos publicando en motivo del Año Internacional de la Tabla Periódica. Se representa con el símbolo O y es el tercer elemento más abundante del universo y el primero en la corteza terrestre, ya que forma, prácticamente, la mitad de su masa. Una quinta parte del aire (en volumen) es oxígeno y es del aire de donde se obtiene el oxígeno que se utiliza en la industria, mediante licuefacción y destilación fraccionada.

El uso de los tensioactivos es cada vez más amplio en aplicaciones industriales. Sectores como el agrícola han entendido sus virtudes a la hora de mejorar el rendimiento de los fertilizantes y fitosanitarios aplicados en los cultivos. Todos conocemos una de las funciones más importantes de los tensioactivos en agricultura: reducir la tensión superficial para que el líquido pueda penetrar mejor en la superficie. Su inclusión en las formulaciones utilizadas en los cultivos mejora su eficacia, y consigue economizar el agua de riego al reducir la pérdida por escorrentía.

El almacenaje, manipulación y gestión de los productos químicos peligrosos, como pueden ser los peróxidos, disolventes, pesticidas o productos clorados, exigen el cumplimiento de una estricta normativa en materia de seguridad y certificaciones así como de unas costosas instalaciones de almacenamiento y manipulación destinadas a la protección de las personas, medio ambiente así como de las mercancías almacenadas. Todas estas medidas son imprescindibles, pero tienen un elevado coste.

Chernobyl, la mini serie de moda del momento, ha sacado a escena el protagonista de este nuevo artículo en conmemoración del Año Internacional de la Tabla Periódica, el boro (B). Por su gran capacidad de absorción de neutrones, el boro es utilizado en las centrales nucleares para desacelerar las reacciones. Pero las barras de boro de Chernóbil contenían grafito en las puntas, un material que contrarrestaba el efecto. Este defecto de diseño fue uno de los muchos factores causantes de la calamitosa explosión que tiene ahora a millares de espectadores enganchados a las pantallas.

Los polímeros entrecruzados (crosslinked), tipo resinas epoxi, se utilizan ampliamente en aplicaciones como pinturas, materiales compuestos de fibra de vidrio o carbono, y recubrimientos para evitar la corrosión o mejorar su adherencia. Normalmente estos materiales están expuestos a ambientes agresivos o a los rigores del clima, por lo que con el tiempo tienden a deteriorarse, generándose pequeñas fisuras que pueden acabar dañando gravemente la estructura principal.

La mayor parte de los productos cosméticos conocidos como anti-edad cuentan en su composición con un ingrediente que procede de los caparazones de algunos crustáceos. Se trata de la glucosamina, un aminosacárido que el Grupo Barcelonesa comercializa bajo el nombre de N- Acetyl- D- Glucosamine.

El portador de luz. Esto es lo que significa la palabra fósforo (P), el nuevo elemento químico protagonista de esta serie de artículos en conmemoración del 150º aniversario de la creación de la tabla periódica. El nombre no es casual. Se trata de un elemento muy reactivo y que se oxida espontáneamente en contacto con el oxígeno atmosférico, emitiendo luz. En su honor, a las sustancias que brillan en la oscuridad sin emitir calor se las llama fosforescentes.

Páginas

Bienvenidos al Blog de Barcelonesa

Te invitamos a conocer y estar al día de todos los proyectos en los que trabajamos dentro de los diferentes mercados en los que tenemos presencia. Nuestro objetivo es ofrecerte un contenido de calidad y transparente sobre nuestra actividad, además de mantenerte informado de todas las novedades relacionadas con el sector de la industria química.

¿Buscas algún producto?
¡Nosotros podemos encontrarlo!

Solicita cotización